Info Seguridad Privada

Empresas Homologadas de Seguridad Privada


Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. Esto significa que no evitan una intrusión, pero sí son capaces de advertir de ella, cumpliendo así una función disuasoria frente a posibles intrusos. Son capaces, además, de reducir el tiempo de ejecución de la intrusión, reduciendo así las pérdidas.

FUNCIONAMIENTO DE UN SISTEMA DE ALARMA

La función principal de un sistema de alarma es advertir el allanamiento en una vivienda o inmueble. Los sistemas pueden estar conectados con una Central Receptora de Alarmas (C.R.A.), con el mismo cliente a través de teléfonos o simplemente cumplir la función disuasoria activando una sirena exterior.

Tanto para la comunicación con una C.R.A. como para la comunicación a teléfonos propios del cliente, se necesita de un medio de comunicación como las líneas telefónicas convencionales RTB o móviles GSM, o mediante transmisión de datos TCP-IP que utiliza una conexión de banda ancha ADSL o móvil GPRS/3G.

PARTES BÁSICAS DE UN SISTEMA DE ALARMA

  • Central procesadora: es la CPU del sistema. En ella se albergan la placa base, la fuente y la memoria central. Es la que recibe las diferentes señales de los diferentes sensores y actúa en consecuencia, disparando la alarma, comunicándose con la C.R.A., etc. Se alimenta a través de corriente alterna y de una batería de respaldo, que en caso de corte de la energía le proporcionaría una autonomía al sistema de entre 12 horas y 3 días, dependiendo de la capacidad de la batería.
  • Teclado: es el elemento más común y fácil de identificar en una alarma. Se trata de un teclado numérico o alfanumérico cuya función principal es la de armar y desarmar el sistema a los usuarios autorizados. Además, puede tener botones de funciones como: Emergencia Médica, Intrusión, Fuego, etc. Por otro lado, el teclado es el medio más común mediante el cual se configura el sistema.
  • Sirena exterior: es el elemento más visible desde el exterior del inmueble protegido. Puede tener autonomía propia, funcionando aún si se le corta la corriente alterna o si pierde la comunicación con la central. Además suelen disparar diferentes sistemas luminosos junto con la disuasión sonora.
  • Detectores de movimiento (PIR): son sensores que detectan cambios de temperatura y movimiento. Si estos sensores detectan movimiento estando el sistema conectado, dispararán la alarma. Existen detectores regulados para no detectar mascotas, tales como perros y gatos.
  • Detectores magnéticos: se trata de un sensor que forma un circuito cerrado por un iman y un contacto que al separarse, cambia el estado provocando un salto de alarma. Se utiliza en puertas y ventanas, colocando una parte del sensor en el marco y otra en la puerta o ventana misma.
  • Sensores inerciales o sismicos: están preparados para detectar golpes sobre una base. Se colocan especialmente en cajas fuertes, también en puertas, paredes y ventanas. Detectan el intento de forzar su apertura.
  • Detectores de rotura de cristales: son detectores microfónicos, activados al detectar la frecuencia aguda del sonido de una rotura de cristal.

PROVEEDORES DE SISTEMAS DE ALARMA

- ADI INTERNACIONAL - BOSCH - By DEMES - CASMAR - HOMMAX SISTEMAS - HONEYWELL SECURITY - ID SEGUR - IPTECNO VIDEOVIGILANCIA - JANDEI - JR SECURITY - RISCO GROUP - SHADO SEGURIDAD - SIEMENS - SISTEMAS IMONRA - TEUSS SYSTEMS - TURSON


* Si desea que su empresa aparezca en el registro póngase en contacto con nosotros: contacto